domingo, 12 de noviembre de 2017

España: 60 beatificaciones de mártires españoles

"Testigos ejemplares de Cristo y del Evangelio"

Sor Dorinda Sotelo Rodriguez, monja de la Caridad de San Vicente de Paúl, Martir España

Sor Dorinda Sotelo Rodríguez, Monja De La Caridad De San Vicente De Paúl, Martir España

 

(ZENIT – 12 Nov. 2017).- "Damos gracias a Dios por el gran don de estos testigos ejemplares de Cristo y del Evangelio", ha dicho el Papa Francisco después del ángelus de este domingo, 12 de noviembre de 2017, en la plaza San Pedro, evocando la beatificación, este sábado 11 de noviembre, en Madrid de 60 mártires: Sacerdotes lazaristas (27), hermanos (16), hermanas de la caridad (2), y laicos –  hombres –  de la Asociación de la Medalla Milagrosa (15). Entre ellos jóvenes de 19, 20, 21 años…

Recordemos que este año han festejado el jubileo de los 400 años del carisma de San Vicente de Paúl. Las causas de beatificación han sido instruidas en la diócesis de Madrid y de Valencia, pero estos mártires venían también de las diócesis de Barcelona, Gerona y Cartagena (Murcia).

El Papa los ha recordado después del ángelus diciendo: "Vicente Queralt Lloret y sus 20 compañeros mártires, y José María Fernández Sánchez y sus 38 compañeros mártires, fueron beatificados ayer, en Madrid", antes de precisar: "Algunos de los nuevos beatificados eran miembros de la Congregación de la Misión (lazaristas), sacerdotes, hermanos, coadjutores, novicios; otros eran laicos pertenecientes a la asociación de la Medalla Milagrosa".

Murieron por su fidelidad a Cristo durante la Guerra de España y ha añadido el Papa: "Todos fueron asesinados por odio a la fe durante la persecución religiosa que ocurrió durante la Guerra Civil Española entre 1936 y 1937".

Las dos religiosas Hermanas de la Caridad eran de la diócesis de Barcelona: la hermana Toribia  Marticorena Sola, de 54 años y natural de Navarra y la hermana Dorinda Sotelo Rodríguez, de 21 años de edad y natural de Galicia, asesinadas el 24 de octubre de 1936.

El proceso de beatificación fue presidido en nombre del Papa Francisco por el Cardenal Prefecto de la Congregación por las causas de los santos, Angelo Amato, SDB.

En particular señaló que "la documentación y los testimonios muestran que la única razón para matarles fue el hecho de que eran católicos"; "En aquellos años, una vez perdida la idea de fraternidad y el respeto a las ideas y a la vida de los demás, ha gobernado en muchas partes de España el abuso de poder y la arbitrariedad más absoluta, con el único propósito de aniquilar a la Iglesia".

El Cardenal Amato ha subrayado también el sentido de esta celebración para los bautizados hoy, invitando al perdón: "Todos estamos invitados a celebrar y a imitar a los mártires, aprovechando su ejemplo de fe, esperanza y coraje para alimentar efectivamente nuestra existencia cotidiana. También estamos invitados a orar por sus verdugos, dando nosotros también – como lo hicieron los bienaventurados mártires – el don precioso de nuestro perdón".

© Traducción de ZENIT, Raquel Anillo